Lo más reciente

dsc06124

Leyenda del Goshinboku: El Hanyou y el árbol sagrado


En Japón existe un santuario justo en las faldas del Monte Fuji, el Fuji Sengen Jinja que se encuentra rodeado y protegido por los árboles Goshinboku que tienen más de 1000 años de antigüedad y de los cuales solo quedan tres de los árboles originales de una altura aproximada a 23 metros.

7b11b0842118418fce0ee98b2f266e3e

Estos árboles sagrados tienen su propia leyenda:

Se dice que en Japón, en plena era Feudal, los espíritus y los monstruos cansados de ser rechazados por la sociedad y de mantenerse ocultos decidieron liberarse y estar en la superficie de la tierra sin esconderse, por lo que vagaban en todas las direcciones causando destrucción y terror a su paso. Estos seres eran tan poderosos que solo un grupo de bestias sagradas podían detenerlos, mismas que fungían como los guardianes de los cuatro puntos cardinales: “El Ave de Fuego” perteneciente al norte, del sur era “El Zorro Blanco”, “El Dragón” representaba al este y finalmente “El Perro Sagrado” quién se encargaba de custodiar el oeste.

Los guardianes lucharon contra los espíritus y monstruos, sin embargo 3 de las bestias fallecieron cumpliendo su deber. El único que sobrevivió fue el guardián del Oeste, quien le pidió a una joven humana el favor de continuar su descendencia…

En el momento en que el guardián le propone esto a la joven, esta experimenta sentimientos encontrados, ya que por un lado se sentía comprometida por tal petición, pero también se sentía honrada por el hecho de que ese guardián formaba parte del grupo de quienes lograron salvar al mundo. Después de meditarlo decide aceptar tener un hijo con el “Perro Sagrado”.

Con el paso del tiempo la joven dio a luz a su tan anhelado hijo, pero no era un “niño normal”, no era un humano, ni era bestia si no una combinación de ambos, un Hanyou, característica que a la madre no pareció importarle, ella estaba consciente de que él era diferente a los demás pero finalmente era su hijo.

Sin embargo no todos pensaban de la misma forma, por un lado en la aldea le temían ya que pensaban que podía lastimarlos, y por otra parte las bestias lo consideraban no digno al no tener “sangre pura”. A pesar del rechazo de ambos lados, su madre lo educó como si fuera un humano. El niño estaba consciente de su condición pero se sentía protegido por su madre, quien además de protegerlo lo amaba…pero no todo es para siempre y este niño lo descubrió lleno de dolor, ya que al pasar algunos años su madre falleció.

Pero este acontecimiento fue el primero que marcaría una vida llena de dolor y temor para el Hanyou, puesto que uno de sus hermanos, el mayor que era un monstruo de “sangre pura” (simbolizaba el mal), decidió terminar con sus hermanos que él consideraba como bastardos, y asesinó a sangre fría a su hermano menor que era humano (simbolizaba el bien). Después de terminar con la vida del hermano más pequeño, el hermano mayor fue en búsqueda del Hanyou (simbolizaba el equilibrio del bien y el mal) con la firma intensión de matarlo, sin embargo, el Hanyou se dirigió a la tumba de su padre e hizo una espada con uno de los colmillos de su progenitor con la finalidad de protegerse de su hermano.

El Hanyou pudo enfrentarse con su hermano, que era sin lugar a dudas mucho más fuerte que él, y convirtiéndose en bestia y teniendo a la espada como aliada logró combatirlo y defenderse, quedando ambos lastimados al punto de quedar inconscientes, pero como por arte de magia el Hanyou al despertar tenía forma humana. El Hanyou, ahora con su nueva apariencia, fue descubierto por una bella chica de quien se enamoró a primera vista de tal manera que sin pensarlo mucho decidieron casarse y jurarse amor eterno.

Pero la felicidad del Hanyou fue minada por él mismo, ya que días después de la boda decidió llevar a su amada a un bosque para mostrarse tal como era, mitad demonio, mitad humano, sin embargo las cosas no salieron como él esperaba y su esposa al ver su verdadera apariencia y llena de temor y horror, tomó una estaca y la clavo en el corazón de su “amado”, dejándolo unido al roble más grande del lugar, el Goshinboku, después de tan horrible situación la mujer se quitó la vida con la esperanza de que cuando llegasen a reencarnar se encontrarían de nuevo y serían felices.

Pero la mujer ignoraba que el alma de esa criatura había sido sellada con su cuerpo al árbol Goshinboku, por lo que nunca volverían a estar juntos otra vez.

Cabe mencionar que la trama del manga y el anime de InuYasha están basados en esta ancestral leyenda.

BfelMg4CEAAx1_4

Agrega un comentario

Publicaciones recientes

k5299
»

Arte Callejero: Los ladrones de Asakusa

En una pequeña calle del barrio de Asakusa, uno de los más ...

spirited-away-chihiro-parents-become-pigs-meaning-studio-ghibli-hayao-miyazaki-fb
»

¡De la pantalla a tu paladar! Cocina estilo Anime

No puedes negar que más de una vez se te habrá hecho agua la boca ...

10006002_709715322384468_190948852_o
»

Wagasa: La tradición de Japón en una sombrilla

Todos hemos visto alguna vez la clásica imagen de una Geisha ...

flat550x550075f-u1-1
»

¡El invierno se acerca!: Game of Thrones al más tradicional estilo japonés

La euforia que ha levantado la serie Game of Thrones al rededor del ...

neko_mata_by_donnaquinn-d4axhdn
»

El poder del Nekomata, más allá de las 9 vidas

El gato es uno de los animales más simbólicos dentro de la cultura ...

1
»

¿Punto y Aparte? La fiebre por las tarjetas de puntos en Japón

Hace unas semanas llegó a casa de su querido redactor una tarjeta de ...

af1a44d1a6b9d6a140e857535e88362e
»

Sólo en Japón: Autobuses escolares que te harán morir de envidia

En varias ciudades de Japón algo muy cotidiano de ver en las ...

5513862193_3cb5b422c7
»

¡Invasión en Tokio! Space Invaders aparecen en las calles

Una oleada de Invaders ha tomado las calles de Tokio y es que ...

promote_jc_poster_db_1
»

[J’Media X Panini X Frikiplaza] ¡Súmate a celebrar 30 Años de Dragon Ball!

Dragon Ball, un clásico del mundo del anime y de la infancia de ...