Lo más reciente

Captura de pantalla 2012-03-15 a la(s) 09.38.50

Especial Bleach: La religión en la trama


El día de hoy comenzamos una sección especial llamada “Especial Bleach”.
Esta sección va dedicada a esta gran serie inventada por Tite Kubo y que finalizará (el anime) el próximo 27 de marzo, mientras que el manga sigue agotándose número con número porque es probable que este año también vea su fin.

El primer tema que trataremos será el tipo de “religión” o creencias que podemos ver en la serie… Su relación o no relación con el mundo real y las religisiones existentes.
Esperamos despedir muy bien a esta gran serie para cuando llegue la hora del adiós definitivo.

Una de las paradojas más interesantes del anime derivado de Bleach es que contándonos una historia que se desarrolla entre nuestro mundo y un “más allá”, la Soul Society, ha dejado casi por completo de lado toda referencia a religiosa. Recuerdo en particular alguna de las peleas entre los tenientes shinigamis y uno de sus rivales “arrancar”, en la cual, este último, advertido de “hacer sus últimas oraciones”, reacciona preguntando si los shinigamis tienen alguna religión, recibiendo, luego de un rato de incómodo silencio, una respuesta negativa.

Y es que en efecto, la Soul Society, recuperando diversos elementos de la historia del Antiguo Régimen japonés, por así decir, desde un monarca oculto y distante hasta los estamentos militar y noble, no tiene nada parecido al Shinto. Basta ver el paisaje con el que nos pintan la Soul Society: hay palacios de nobles, barracas de los shinigamis, cuarteles de las divisiones y un amplio catálogo de servicios, pero hasta donde he podido verificar, no hemos visto un solo templo o capilla.

Desde luego, éstas aparecen bien en el “mundo real”, e incluso en algún episodio de los originales del anime, una de las protagonistas tiene por festejo principal de Año Nuevo el acudir a un santuario. En alguna OVA nos encontramos a un shinigami rebelde exiliado (que es sin duda uno de los lugares comunes de la serie) aprisionado en un templo, y en una de las películas el cortejo del “sello real” es precedido por una serie de rituales, uno diría religiosos. Y creo que hay poco más.

La ausencia es notable y paradójica, repito, por tratarse finalmente de uno de los lugares a donde van las almas humanas después de morir, pero es lógica a fin de cuentas, pues este “más allá” está completamente desacralizado. En la historia de Bleach, se pasa simplemente de una vida a otra que es reflejo de la primera, e incluso un poco más larga, pero sin mayor diferencia que la existencia de seres con capacidades particulares (los shinigamis), que reciben simplemente el encargo de regular el flujo, como lo explicó ilustrativamente la primera de los que conocemos en la historia desde sus primeros capítulos. Este más allá tan terrenal, hace imposible una clara idea de salvación del alma, aunque curiosamente deja la posibilidad de su condena: el infierno existe, pero caer en él o no queda por completo en la responsabilidad individual, sin juicio previo de deidad alguna.

No hay pues, religión en el sentido devoto del término, pero tampoco la hay en el más tradicional de protección de la vida material. Es decir, no hay protectores locales o familiares, ni santos patronos, por así decir, esto es, los “Kami” del shinto japones.

Ello acaso por el marcado voluntarismo que caracteriza la historia. Bleach, en su primera gran trama, nos cuenta la historia de un joven no del todo común, pero sin duda corriente, que en sus constantes batallas y aun estando al borde de la muerte en varias de ellas, sale constantemente reforzado, obsesionado con la idea de proteger a sus seres queridos en virtud de la debilidad de haber en alguna forma “provacado” el asesinato de su madre cuando niño. Su rival, asimismo, no es sino un capitán shinigami, ya de por sí poderoso, pero obsesionado con la idea de superar en poder ya no sólo a sus congéneres, sino a toda criatura de todos los mundos espirituales que nos presenta la serie, es decir, tanto shinigamis como hollows.

Para poder llevar a bien esa historia, ese otro mundo o más allá bien hubiera podido estar poblado de dioses, pero éstos se hubieran visto constantemente rebajados de la omnipotencia que les corresponde si se involucraban en la otra directamente, o bien, recabar su apoyo hubiera sido un tanto incongruente con esas personalidades autosuficientes que son las de los protagonistas. En Bleach pues, dioses y religiones, simplemente no tuvieron lugar.

Agrega un comentario

Publicaciones recientes

17354-k3qic01xrd
»

Utada Hikaru muestra los primeros detalles de su nuevo álbum

Un álbum de covers de Utada Hikaru, titulado “Utada Hikaru no ...

17347-ijrnzzn85v
»

Anime “K” regresará en 2015

La cuenta oficial de Twitter del proyecto de anime K anunció que una ...

Captura de pantalla 2014-10-21 a las 9.55.22
»

Top: Los 5 peores sitios para salir con una chica en Japón

¿Cuáles son los peores sitios para tener una cita con una ...

EB_RabuKyandi
»

[Entrevistas] Rumbo a J’Fest Expo: Conoce a Rabu Kyandi

El género Idol es uno de los que más presencia tienen en los ...

simpson
»

Los Simpson parodian a celebridades del anime en La Casita del Horror XXV

La Casita del Horror es toda una tradición de Los Simpson en la que ...

anime-FACO69
»

Yowamushi Pedal: Grande Road contará al final con 24 capítulos

Por medio del sitio oficial de Yowamushi Pedal se ha dado a conocer ...

Guardians
»

Naruto, Eren, Luffy y compañía se unen contra la piratería en el mundo del anime y manga

El gobierno japonés sigue con el proyecto MAG (Manga Anime ...

BEAST-TIME-2-770x472
»

BEAST da un avance de su nuevo lanzamiento “12:30″

BEAST lanzará su séptimo mini álbum titulado “Time” el ...

Captura de pantalla 2014-10-20 a las 10.25.05
»

¿Por qué salió primero Super Smash para 3DS que para Wii U?

El director de ‘Super Smash Bros.’, Masahiro Sakurai, publicó ...